lunes, diciembre 01, 2014

CT-GB, Valioso empate entre Argentina y Australia

GB-Día2: Argentina 1, Australia 1 
AUS: Emily Smith (FG)26’; ARG: Luciana Aymar (FG)52’ 

Argentina (3º ) y Australia (2º) repitieron el resultado de la jornada, empate 1-1 en el, sin lugar a dudas, mejor partido del Día 2 del Champions Trophy Mendoza 2014. Excelente el juego, de alto nivel técnico y con bastante profundidad en ataque.

Las Leonas largaron bastante bien. Aunque Australia tuvo algo más de posesión en el primer cuarto, no logró perforar el semicírculo albiceleste. En cambio, las trasandinas tomaron el timón en el segundo cuarto y mantuvieron un excelente momentum; se crearon 3 cortos, penetraron 8 veces la D de las Hockeyroos, Rebecchi le dio al poste, pero bueno, al final nada. Un contragolpe, habilitación de revés seguido de un remate de revés de Emily Smith y todo el mundo mudo. Australia de golpe se ponía 1-0 arriba, resultado con que se fueron al corte.

Comenzaron a notarse las falencias. Sobre todo con Silvina D’Elía, una jugadora que parece ser un pilar, pero que siempre falla en los partidos importantes. ¿Seis, siete, ocho pelotas perdidas en el fondo?, Australia perdonando. Encima con rol protagónico en los cortos: de los tres cortos que tuvo Argentina en la primera mitad, ni siquiera hubo un tiro al arco. D’Elia le pasará la cuenta a las Leonas, más tarde, hay un gran agujero aquí. 

Pero sí, la que se despide voló alto. Quienes pensaban que bueno, ya había pasado su momento, se equivocaron. Luciana Aymar comenzó a dibujar relámpagos en campo contrario y las Roos comenzaron a sentirlo. Con Delfina Merino, resultaron las delanteras más incisivas en el ataque argentino, pero fue Lucha la que igualó. En excelente jugada con Pilar Romang, Aymar logra recibir un pase atrás y la coló junto al primer poste, hubo magia en esa jugada, 1-1. 

Las Leonas llegaban más profundo y habían igualado a falta de 8’, sin embargo, las más jovencitas derrocharon el nuevo momentum con sendos errores. Martina Cavallero se fue con amarilla y dejó cinco de los ocho minutos a su equipo con diez jugadoras. Y cuando volvía al campo, Agustina Habif le regaló un corto a Australia. Por suerte, Belén Succi consiguió bloquear el corto y salvar a su equipo. 

Argentina era más, lograba llegar más adentro, pero no tuvo opción luego del empate, al final le vino bien. Tenía enfrente a un gran rival y había confirmado algo: Luciana Aymar sigue siendo una tremenda jugadora. Desde luego, la más grande de todos los tiempos permitió a su equipo un dormir tranquilo luego del primer fin de semana de juego. Siguen en carrera.