martes, diciembre 02, 2014

CT-GB, Argentina se roba el liderato al cierre

GB-Día3: Inglaterra 1, Argentina 4 
ING: Sophie Bray (FG)7’; ARG: Carla Rebecchi (PC)18’, Silvina D’Elia (PC)51’, Rosario Luchetti (FG)56’, Delfina Merino (FG)58’ 

Argentina (3º) ha obtenido el primer puesto del Grupo B al derrotar a Inglaterra (6º) por 4-1 en el épico último partido de la serie en el Champions Trophy Mendoza 2014. Un encuentro que se le dio muy difícil, que estuvo siempre en entredicho, terminó increíblemente en el resultado requerido, con diferencia de 3 goles, se ha llevado la zona.

Inglaterra jugó un muy buen partido. Claro que era Argentina quien dominaba cuando en un contragolpe, Sophie Bray le dio con fierro y astilló la pelota en la cabaña de Zucci, era el 1-0 de las inglesas tan fantástico como sorpresivo. Las Leonas siguieron manejando muy bien la pelota, con tranquilidad, por lo menos en lo que quedaba de ese cuarto y algo más. Fue entonces como accedió al empate, un excelente servicio de corto de Carla Rebecchi para el 1-1. 

En adelante Argentina comenzó a perder la claridad e Inglaterra a tomar la iniciativa. Las isleñas se forjaron una y otra oportunidad de gol, Zucci respondía en el fondo, las gradas sólo atinaban a ensalzar la buena acción de su arquera. Fueron demasiadas las oportunidades perdidas. Argentina no retomaba, pero estaba dentro del partido.

Hasta que llegó el último cuarto. En un corto, de los que se arma Delfina Merino, una jugada, Silvina D’Elia dispara al arco, da un palo inglés y se cuela por sobre la arquera, era el 2-1 para las locales. Ellas impertérritas, quizás cansadas, nadie corrió a buscar la pelota, tranquilas volvieron a su campo a por más. El tercero fue el mágico. Silvina D’Elia y su bombazo al área, Charito Luchetti la desvió de revés y dejó totalmente a contrapié a la arquera inglesa, golazo. Tampoco nadie fue por la pelota. Quedaban 4 minutos y las inglesas tenían una pintada de amarilla afuera, jugarían con una más en ese lapso. Aymar comenzó a encontrar los espacios, las albicelestes con más ganas que claridad fueron aproximándose al área inglesa. Y a falta de 2’, un centro por derecha que sobró a todos, menos a Delfi Merino, quien la frenó en seco, la controló y sacudió la red para el 4-1. 

Increíble, el gol de la alemana Kristina Hillmann en el epílogo del partido anterior había cobrado sentido. Las Leonas le sacaban ventaja a Australia y se llevaban el Grupo, como hace mucho no hacían.